Domingo, 08 Diciembre 2013 12:58

La tragedia de tejerías en la autopista regional del centro

Recuerda usted apreciado lector, la Tragedia de Tejerías ocurrida el 28 de marzo de 1993, en el kilómetro 57 de la autopista  Regional del Centro,  hace aproximadamente  20 años, donde murieron 58 personas.  A lo mejor no. Trataremos de echarle el cuento, tal como lo relataron los periódicos, la televisión y la radio para esa fecha.  Fue una tragedia relacionada con una explosión y posterior incendio, como resultado de la impericia de un maquinista, cuando realizaba una excavación al borde  de la  autopista para enterrar la fibra óptica.

 Resulta que  una mañana a las 7.30, del día  28/ 03/93,  la empresa Abengoa estaba escavando una zanja para la instalación de unos ductos para cables de fibra óptica de CANTV, en el costado norte de la mencionada vía, específicamente frente a  Tejerías,   coincidiendo estos trabajos de excavación con el reasfaltado de esta importante arteria vial, por parte de la empresa Conaca, contratista del antiguo MTC, generando, como es normal en estos casos, un congestionamiento de tránsito automotor, ya que era una hora en que los continuos usuarios  se dirigían a Caracas y viceversa, a sus respectivos lugares de trabajo,  cuando de pronto  se sintió una explosión con una onda de choque que se expandió rápidamente 180 a 200 metros a su alrededor, todo ello, como consecuencia de la ruptura que hizo la retroexcavadora a la tubería de gas.

Fue una  explosión acompañada de deflagraciones, que causo un  incendio de grandes magnitudes, con llamaradas que llegaron a alcanzar  50 metros de altura durante el día, hasta que los expertos en el manejo del gas, lograron controlar la presión del gasoducto. Desgraciadamente durante la explosión murieron unas 58 personas y 70 heridos de gravedad por quemaduras principalmente, ya que todas las personas que estaban circulando lentamente en  la cola de vehículos, fueron alcanzadas por la explosión y las llamaradas, dejando un cuadro de dolor, desolación,   muertos y heridos.

El 28 de marzo, dos días más tarde de haber ocurrido la tragedia, se comentó, que el señor maquinista que operaba retroexcavadora  y causó la explosión, al recibir el impacto, salió disparado a una distancia aproximada de 30 metros, debido al gran presión que contenía el ducto gasífero. Como son las cosas de Dios, en las adyacencias del sitio de la tragedia está localizada una estación de servicio gasolinera, que gracias al señor  santísimo, no sufrió los efectos de la onda de choque, que pudo haber aumentado el número de muertos. Geógrafo: José Herrera

 

Visto 534 veces
Inicia sesión para enviar comentarios